miércoles, 8 de marzo de 2017

El Grupo Vasco (EAJ-PNV) del Senado presente en GASNAM

Foto hecha por D. Josu Goiogana Izagirre
Estos dos días se está celebrando el V Congreso de GASNAM, la Asociación Ibérica por el uso del gas natural para la movilidad.
Ayer hubo una mesa redonda en la que participamos representantes de varios grupos parlamentarios del Congreso y del Senado. Estuvimos tres senadores portavoces del PP, PSOE y PNV y un asesor tecnico del grupo parlamentario de Ciudadanos en el Congreso. La representante de Podemos excusó su presencia a última hora.

Es indiscutible que el gas natural (licuado o comprimido) es mucho más respetuoso con la salud de las personas y con el medio ambiente que los combustibles derivados del petróleo.
Además, las operaciones con gas también son más rentables económicamente, aunque, en algunos casos, por ahora las inversiones iniciales necesarias pueden ser mayores.
Es ya una evidencia científica que el gas natural reduce las emisiones de los NOx de los motores en un 85%, comparando con los que usan diesel o fuel. Se eliminan totalmente el SOx, el 95% de las partículas en suspensión y más de un 30% de la emisión de CO2.
Y además, la contaminación acústica de los motores se reduce un 50% en relación a los motores diésel.

La verdad es que ninguno del resto de representantes políticos presentes en la mesa redonda de GASNAM, ante más de 400 profesionales del mundo del gas, la automoción y el transporte, podía presentar un curriculum en la defensa del gas natural vehicular como el que llevába el Grupo Vasco.
No hacía falta convencernos -¡todo lo contrario!- porque yo mismo fui quien  planteo en 2012 la creación de la Ponencia de Estudio sobre el uso del gas como combustible marino en el Senado, cuyo informe se aprobó por unanimidad y se ha convertido en una especie de biblia en el tema del gas natural vehicular.
Pero no solo eso.
Además, en esta misma legislatura, llevo presentadas ya tres iniciativas en las diferentes comisiones del Senado, en la misma línea del fomento del uso del gas natural como combustible en el transporte en general, no solo el marino.
Hemos instado al Gobierno a revisar las condiciones técnicas para facilitar la "re-motorización" (retrofitting, en su argot) y favorecer económica y fiscalmente la transformación de los barcos que queman bunker fuel ("chapapote") en barcos que naveguen con gas. Esto supondría, además, una oportunidad importante para nuestra industria naval, con lo que eso supone para la generación de empleo y riqueza.
Sí que es cierto que, aunque parezca mentira y a pesar de haberlo aceptado en el Informe de la Ponencia, este mismo lunes día 6/III el PP votó en contra de nuestra iniciativa en la Comisión de Economía, Industria y Competitividad, desdiciéndose de lo pactado, de manera inexplicable.
En otra moción que aun no se ha discutido, también pido al Gobierno que se esfuerce en acordar con las Comunidades Autónomas, las empresas y profesionales del sector un plan para fomentar que el uso de camiones que funcionen con gas natural, para el transporte en general y el transporte pesado por carretera en especial.
En los últimos tiempos, las grandes empresas de automoción ya han conseguido fabricar motores a gas de más de 300 CV que sean efectivos y asequibles, por lo que la tecnología ya existe. Solo hay que convencer a los profesionales del sector para que apuesten por ella. El precio de los camiones ya es más competitivo, pero hay que hacerlos aún más atractivos, asegurando que haya suficientes gasolineras para recargar los depósitos, favorecer que paguen menos en los peajes o en los parkings, etc. Y, por supuesto, planificar que todas las "flotas públicas" (autobuses urbanos, camiones de basura, vehículos de limpieza, extinción de incendios, ejercito…) dejen de usar combustibles derivados del petróleo cuanto antes y se pasen al gas natural, mucho más amigable con el medio ambiente.
La tercera iniciativa propone que se planifique la paulatina sustitución de todos los vehículos de las zonas portuarias y aeroportuarias por vehículos eléctricos o a gas natural, en un plazo razonable, pero cerrado, porque en estas áreas normalmente se concentran muchos vehículos de todo tipo (camiones, grúas, dumpers, elevadoras, locomotoras, tractores de arrastre, escalinatas de acceso,  vehículos anti-incendios…) y además se sitúan muy cercanas a núcleos de habitados, muchas veces densamente poblados.
Por otra parte, consecuencia de las conclusiones del informe de la Ponencia del Senado, el Gobierno dispuso en 2014 que los buques que navegan con gas natural licuado tuvieran una exención del 50% de las tasas portuarias. Y no solo eso. Por una enmienda del Grupo Vasco en el Congreso, se consiguió extender la exención a también los barcos que usaran gas natural en sus motores auxiliares, para generar electricidad o estuvieran conectados a la red eléctrica en sus estancias en puerto.
Sin duda, existe una apuesta clara del Grupo Vasco (EAJ-PNV) del Senado en el fomento del uso del gas natural como combustible para el transporte, sea marino, terrestre, por carretera, ferroviario e incluso urbano, de pasajeros o mercancías, privados o de servicios públicos, porque creemos que es una buena opción, mientras esperamos el desarrollo de otras tecnologías energéticas aún mejores, algo que, en casos como el transporte marítimo o de los grandes vehículos de transporte por carretera puede tardar mucho tiempo.
Y pensamos seguir trabajando en esta línea, en coordinación con el Gobierno Vasco y el EVE (Ente Vasco de la Energía): por la salud de todos los ciudadanos, el beneficio medio-ambiental, la lucha contra el cambio climático y también por el bien de nuestras empresas y nuestra economía.

viernes, 24 de febrero de 2017

"El mundo no anda mal por la maldad de los malos, sino por la apatía de los buenos".



La fábula del ratón.

Un ratón, mirando por un agujero de la pared, vio que un  granjero y su esposa abrían un paquete.
¡Quedó aterrorizado al ver que lo que sacaban del paquete era una trampa para ratones!
Fue corriendo por toda la granja,  para advertir a todos los animales del peligro que se avecinaba.
"¡Han traído una ratonera para la casa!” “¡Hay una ratonera!" “Esto es muy peligroso” “¡Estamos todos en peligro!”

La gallina, que estaba cacareando y escarbando, le dijo:
> "Disculpe, Sr. Ratón. Yo entiendo que es un gran problema para usted, pero a mí no me perjudica en nada".
Entonces fue hasta el cordero y le dijo lo mismo:
> "Disculpe, Sr. Ratón, pero no creo que pueda hacer nada más que pedir por usted en mis oraciones".
El ratón se dirigió a la vaca y ella le dijo:
> "¿De verdad cree usted, Sr. Ratón, que estoy en peligro? Ja, ja, ja…
¡Creo que no!".

El ratón volvió a la casa, preocupado, abatido y muy triste por la actitud de quienes creía que eran sus amigos e iguales en el reino animal y preocupado por encarar el problema de la ratonera del granjero.

Aquella noche se oyó un gran barullo, como si la ratonera hubiera atrapando una víctima y la mujer salió de la casa y  corrió a ver qué había atrapado.
En la oscuridad, no vio que lo que la ratonera había pillado era la cola de una serpiente venenosa y esta, veloz, mordió a la mujer.
Aunque el granjero la llevó inmediatamente al hospital, ella volvió a casa con fiebre muy alta.
El granjero, para reconfortarla, decidió prepararle una nutritiva sopa. Agarró el cuchillo y fue a buscar el ingrediente principal: la gallina.
Como la mujer no mejoró, los amigos y vecinos fueron a visitarles y el granjero, para agradecer la visita, mató al cordero para alimentarlos.
La mujer no mejoró y murió.
El esposo tuvo que sacrificar la vaca y vender su carne para cubrir los gastos del funeral.

Moraleja: la próxima vez que  alguien te cuente su problema, creas que no te afecta y no le prestes atención, piénsatelo dos veces: ¡el que no vive para servir, no sirve para vivir!

El mundo no anda mal por la maldad de los malos, sino por la apatía de los buenos.

jueves, 23 de febrero de 2017

Shlomo Ben Ami: una visión muy interesante.

Ayer por la tarde tuvimos la comparecencia de Shlomo Ben Ami en el Inter-grupo de Derechos Humanos del Senado.
Profesor, diplomático y político, es en la actualidad, entre otras cosas, uno de los vicepresidentes de CITpax (Centro Internacional de Toledo para la Paz).
La verdad es que fue muy interesante escuchar sus reflexiones sobre el conflicto palestino-israelí, su visión de la situación en Oriente Próximo y también su experiencia en el proceso de paz d
e Colombia, en el que ha participado como asesor y mediador.
Ben Ami es una de esas personas que ha vivido mucho y ha aprendido de todo lo que ha vivido, pero además es un gran comunicador y se ve que le gusta compartir lo que sabe y opina.
Me preocupó ver que no era nada optimista sobre Oriente Próximo ni  sobre la solución de la situación en Palestina, que resumió en una frase que me parece muy fuerte:
"La situación en Palestina es como fue la situación sudafricana, pero sin la solución sudafricana".
No parece muy optimista, pero, como también nos dijo, los conflictos se solucionan no solo porque uno quiere y cuando uno quiere, sino cuando los "protagonistas" y el propio proceso están maduros para aceptar la solución. Esperemos que ese proceso de maduración no siga siendo tan doloroso y traumático como hasta ahora.





Enviado desde mi iPhone - J M Cazalis

miércoles, 15 de febrero de 2017

Seguimos trabajando por las Enfermedades Raras

Esta mañana el Grupo Vasco ha presentado dos mociones sobre temas relacionados con las Enfermedades Raras en la Comisión de Empleo y Seguridad Social.
Dos temas que parecen anecdóticos, pero que son muy importantes para las familias afectadas por EE.RR., porque mejoran las garantías de que los padres o tutores puedan acceder a unas ayudas económicas si renuncian a una parte de su jornada laboral, para "cuidar de manera directa, continua y permanente de los hijos" a los menores enfermos, como dice la norma.
La primera moción para evitar distintas interpretaciones del Real Decreto 1148/2011, para la aplicación y desarrollo en el Sistema de la Seguridad Social de la prestación económica por cuidado de menores afectados por cancer u otra enfermedad grave por parte de las Mutuas laborales. En varios (demasiados) casos, algunas Mutuas eliminan la prestación por razones, a veces tan peregrinas, como que el menor está escolarizado o acuda a algún centro educativo especial.
La segunda plantea que el derecho de esta prestación no se extinga cuando el menor cumpla los 18 años. La enfermedad y la necesidad de cuidados no varia por la edad. Si acaso, al tratarse muchas veces de enfermedades degenerativas, incluso cuanto más edad tienen los afectados, las necesidades de cuidados especiales se pueden incrementar.
Las ha defendido perfectamente la senadora Nerea Ahedo, portavoz en la Comisión y ha logrado una transaccional con el grupo mayoritario del PP para la primera.
El Gobierno, en cambio, se ha negado a ampliar las posibilidades de ayuda más allá de los 18 años. Una postura cicatera que solo persigue el ahorro en el perejil de la salsa. Y lo hace porque sabe que, en ningún caso, los progenitores o las familias van a dejar de atender a sus seres queridos, aunque eso suponga un esfuerzo mucho mayor o menores ingresos, con el peligro que eso supone incluso para las posibilidades de atención al enfermo.
Esta vez no ha podido ser, pero seguiremos trabajando y tomamos la palabra de la portavoz del Grupo Popular para seguir trabajando en este tema.
Aun así, estamos relativamente contentos y muy orgullosos del trabajo realizado, dentro también de otras muchas iniciativas que el Grupo Vasco ha presentado y va a seguir presentando para mejorar todas las coberturas, sanitarias, sociales, laborales, educativas y económicas a los enfermos y las familias afectadas por EE.RR.


miércoles, 9 de noviembre de 2016

Donald J. Trump, el "Inesperado"

¿Por qué millones de trabajadores con contratos precarios han votado a Donald Trump?
¿Por qué le han votado millones de mujeres?
¿Por qué millones de “hispanos” han confiado en él?
¿Por qué los ricos y el poder económico (tan amante de la estabilidad) también le han apoyado?
¿Por qué le han votado incluso judíos, musulmanes, abortistas, antiabortistas, periodistas…?
¿Por qué nos hacemos todas estas preguntas y, en cambio, no nos preguntamos porque nos extraña que toda esta gente le haya votado?
¿Cuántas veces hemos oído hablar en los medios de la gran "distancia" que existe entre los políticos y la sociedad?
Y a la vez vemos resultados "anti-opinión general"e "inesperadas" como lo de Trump, el Brexit, el no-sorpasso de Podemos, las pertinaces victorias electorales del PP, el referéndum de paz en Colombia, el crecimiento de la extrema-derecha en Alemania y Austria o el riesgo más que real de ascenso de Marine Le Pen a la Presidencia de la República Francesa. Entre otras muchas.
Pues me temo que tenemos que empezar a pensar que la distancia real está entre algunos medios de comunicación, sus intereses y su afán de influir en la opinión pública y la realidad social y el pueblo real.
Por mucho que se cierren los ojos o se mire para otro lado; por mucha soberbia intelectual que se tenga; por muy poseedor de la verdad absoluta que alguien se considere a si mismo; por mucho que se repitan las cosas, como un conjuro para que no sucedan, la sociedad y los votantes tienen sus propios esquemas y lo demuestran cada vez que lo consideran oportuno.
Parezca política e intelectualmente “correcto” … o no.
Y los votos, la opinión de los ciudadanos, es tan válida y meditada cuando los ciudadanos votamos en consonancia con lo que nos dicen que es lo mejor o lo progre, como cuando hacemos exactamente todo lo contrario.
Al final, quien tiene que hacérselo mirar no es el votante, sino quien se cree con derecho a “pontificar” desde los platós en su nombre o, lo que es mucho peor, con potesdad para manipular su opinión.
Ahora, los mismos “actores” ya se están desgañitando haciendo análisis sociológicos “de portal” para justificar lo “inesperado” del resultado.
Igual que han hecho en Madrid con Podemos o Ciudadanos,  en Londres con el Brexit o, esperemos que no, lo harán en París con Marine Le Pen.
Por eso es tan importante ser más serios y profesionales en los análisis y dedicarse más a informar que a intentar desinformar o, incluso, manipular.
Por supuesto, dejo fuera de este post a algunos estudios y empresas demoscópicas, porque no sabría cómo definirlas exactamente. Siendo suave, igual como “poco útiles”. Siendo algo más crítico, como otra herramienta más para intentar influir en la opinión pública, a través de la opinión publicada.
América y el mundo ya sobrevivieron a George W. Bush y a Ronald W. Reagan y su Doctrina. Otras dos “buenas piezas”, en gran parte origen de este mundo que sufrimos actualmente. También lo hará con Donald J. Trump y, además, con un poco de suerte, igual aprendemos alguna lección de todo lo sucedido.
En momentos como estos, me siento más tranquilo y aliviado por vivir en Euskadi: un país sin duda diferente donde las cosas parecen hacerse de otra manera, con más sensatez y más profesionalidad, en la política y en los medios de comunicación … y donde hasta las encuestas aciertan.

viernes, 14 de octubre de 2016

Pablo Ibar, Rubin "Hurricane" Carter y Bob Dylan


Esta semana he vivido una extraña coincidencia.
Esas situaciones de las que no eres consciente hasta que terminan y eres capaz de unir todas las piezas.
El martes día 11 nos reunimos los representantes de todos los grupos parlamentarios del Senado con Candido Ibar y Andres Krakenberger, padre del reo Pablo Ibar y portavoz de la Asociación contra la pena de muerte “Pablo Ibar”, respectivamente.
Entre los dos nos transmitieron las últimas noticias sobre la situación procesal del caso de Pablo y los problemas y las nuevas expectativas para los próximos meses.
Aunque ya le conocía, nunca tuve la posibilidad de hablar con Cándido y, la verdad es que quede muy impresionado por la entereza de ese hombre, tras 16 años de ver a su hijo en el corredor de la muerte y 22 desde que Pablo fuera acusado los asesinatos de Casimir Sucharski, Sharon Anderson y Marie Rogers.
Escuchando el relato que nos hizo Andres sobre el despropósito del proceso contra Pablo; el parecido de Candido Ibar con su hermano, el boxeador “Urtain”; la sensación de que se estaba cometiendo una injusticia…
Todo ello me llevó a recordar, por casualidad, una canción de Bob Dylan: “Hurricane”.
En ella, Dylan nos narra el caso de Rubin 'Hurricane' Carter, un boxeador afro-americano, que fue también acusado, junto con su amigo (también afro-americano y boxeador), John Artis, de un triple asesinato, en 1966.
Igual que Pablo Ibar y su amigo Set Peñalver.
Pero hay una diferencia notable: Carter y Artis fueron condenados a tres cadenas perpetuas y, en cambio, Ibar y Peñalver fueron condenados a la pena de muerte.
En el caso “Hurricane”, Artis salió de la cárcel tras 15 años, por buena conducta.
Carter apelo varias veces, pero no consiguió su exoneración hasta 1985. Y lo consiguió porque tuvo la fortuna de encontrar los ingentes fondos necesarios para poder contratar un buen equipo de abogados defensores.
Pero aun así, a pesar de que juez declaro inocente a Carter, reconociendo claros elementos de racismo durante el proceso penal y que hubo corrupción de la policía, declaraciones bajo coacción y pruebas falseadas, el estado de New Jersey siguió considerándolo culpable y apelando a la Corte Suprema de los Estados Unidos hasta 1988, cuando se cerró el caso definitivamente, justo 22 años después de que se produjeran los asesinatos. Tantos como los que lleva Pablo Ibar acusado.
Set Peñalver fue declarado inocente de todos los cargos y puesto en libertad en diciembre de 2012.
La Corte Suprema de Florida también revocó la declaración de culpabilidad de Pablo Ibar y, consecuentemente, su condena a muerte, aduciendo que las pruebas eran débiles e insuficientes. También en este caso, había falsos testimonios, delatores por una recompensa, pruebas falseadas y manipuladas y una urgente necesidad de resolver como fuera un caso mediático.
A pesar de la decisión de la Corte Suprema, el Estado de Florida sigue empeñado en seguir adelante con el proceso contra Pablo, sin aportar ninguna prueba nueva ni sustancial, que no haya sido estudiada y desestimada en ocasiones anteriores y manteniendo su petición de pena de muerte.
Y todo, como en el caso de Carter y Artis, por la necesidad de los jueces y fiscales americanos de ganar casos (si son muy sonados y mediáticos mucho mejor), para asegurarse la reelección o un trampolín para culminar sus aspiraciones políticas.
Un efecto a todas luces perverso de un sistema de elección directa, que hace vulnerables e inestables a estamentos tan importantes como el judicial, que deben de estar al margen de injerencias externas, para realizar su labor con solvencia, profesionalidad e independencia.
Un sistema perverso, de justicia injusta y vengativa, en el país supuestamente más avanzado del mundo.

Será casualidad, pero, justo ayer, le dieron el Premio Nobel de literatura a Bob Dylan, precisamente por relatos cantados como el de “Hurricane”.
Un premio a toda una carrera musical, que ha servido, además de para entretenernos, para abrirnos un poco las conciencias a muchos de nosotros.
Un Premio que lo es también, en parte, a personas como Rubin “Hurricane” Carter y Pablo Ibar, que sufren injusticias incluso en sitios tan civilizados como los Estados Unidos.


viernes, 30 de septiembre de 2016

Corrupción: la solución pasa por una efectiva independencia judicial





El señor PRESIDENTE: Por el Grupo Parlamentario Vasco, tiene la palabra el senador Cazalis.

El señor CAZALIS EIGUREN:
Egun on, mahaiburu jauna, senatari jaun-andreok...
Senador Rodríguez Esquerdo, el problema no es repetirse; usted, yo y todos sabemos por qué lo hacen.
El problema y la pena es que ustedes no han incorporado ninguna de las aportaciones que hicimos aquí hace tres meses a través de enmiendas y a través de sugerencias en nuestras intervenciones.
Es más, siguen ustedes empecinándose, como ya se ha dicho, en que sean las Cortes Generales Españolas las que regulen los aforamientos de los parlamentarios autonómicos, algo que atenta contra la potestad de los propios parlamentos.
En fin, me temo que esta va a ser otra oportunidad perdida, otro día de la marmota y, en vez de un 28 de septiembre, casi más un 28 de diciembre, aunque no sea de santos, y menos inocentes.
Todos tenemos claro que la eliminación de los aforamientos no es para nada la solución al problema de la corrupción. Podría ser una medida efectiva, desde un punto de vista mediático, pero en realidad sería poco más que un lavado de cara del verdadero problema.
A los ciudadanos no nos importa demasiado o nada cuál es la instancia judicial que debe juzgar a los políticos y a los servidores públicos corruptos. Lo que la ciudadanía sí exige es que quienes roban dinero público sean juzgados con solvencia y rapidez; que los ladrones que han traicionado su confianza paguen por sus delitos y que devuelvan lo robado y que las penas sean ejemplares y ejemplarizantes. Eso sí lo exige la ciudadanía.
El problema real no es el aforamiento en sí mismo —ya se ha dicho aquí—.
El verdadero y terrible problema es el mal uso y el abuso que algunos partidos han hecho de esta y de otras figuras, como el indulto, en España, usándolas para parapetar a los corruptos tras las Cámaras legislativas y para enmarañar tanto los procesos judiciales que al final sí, realmente, la ciudadanía y hasta los propios corruptos piensan que el aforamiento es un escudo de impunidad.
Y esto, señorías, es lo que más indigna y enfada a los ciudadanos.
Vuelvo a repetir lo que dije en marzo: en total, señorías, en junio del 2014 había 280.154 personas aforadas por distintas razones en el Estado español, según datos facilitados por el mismo Gobierno.
Por lo tanto, seamos cautos y planteemos los cambios normativos con calma, con reflexión, con inteligencia y con una visión amplia y global de la estructura institucional del Estado… Pero con decisión.
No parece demasiado razonable retirar el aforamiento a los parlamentarios o a los jueces y mantenérselo al resto de aforados, no veo por qué.
Y por supuesto hay que hacer todo esto con absoluto respeto a las competencias de las diferentes Cámaras legislativas del Estado.
Pero lo más efectivo, señorías y lo realmente necesario, es un compromiso serio y leal de los partidos políticos y de todos los electos de cumplir y hacer cumplir las normas sin subterfugios ni trampas. Un compromiso real, no uno mediático y preelectoral como el que vimos ayer.
Y para eso no hacen falta complicados cambios normativos. Es importante mejorar las leyes, sí, cierto, evidentemente, como siempre.
Pero si todo el mundo cumpliera cabal y responsablemente las leyes que ya existen, las que ya existen, avanzaríamos enormemente en la solución del problema de la corrupción. Les puedo asegurar que esto es así, porque con las mismas leyes vigentes actualmente, los niveles de corrupción no son los mismos en todos lados.
Ni en calidad ni en cantidad. 
Lo que hay que ser es coherente con todo lo que estamos diciendo hoy y se dijo ayer en esta Cámara. Y hablando de coherencia aquí yo también quiero recordar a la senadora Elena Diego, como ha hecho el senador Rodríguez Esquerdo, porque creo que es el paradigma de la coherencia en política, y hay que recordarlo.
Esta coherencia se puede practicar a partir de mañana mismo, con un pacto entre todos los partidos políticos. Solo hace falta intención y decisión y dejar de lado el postureo y el interés electoral.
Intención y decisión en reforzar el Estado de derecho y sobre todo en conseguir una separación real de poderes y una independencia judicial efectiva. Algo básico para que la ciudadanía vea que lo que se plantea ya es serio.
Señorías, lo que hay que conseguir erradicar es que cada vez que se hable de los jueces del Tribunal Supremo o del Tribunal Constitucional se hable de jueces progresistas y de jueces conservadores; porque nosotros no sabemos cuál es su ideario de vida, pero los catalogamos así precisamente por quien los ha elegido, y eso es lo que hay que erradicar. Si no conseguimos esto, la independencia judicial real, cualquier otra medida, incluida la eliminación del aforamiento, acabará siendo una trampa más en el solitario.
Una trampa más a nosotros mismos y, lo que es peor, una trampa más a la propia ciudadanía.
El Grupo Vasco está dispuesto a discutir y trabajar para conseguir una justicia justa, eficaz, eficiente y rápida, siempre que las decisiones sean fruto de planteamientos técnicos solventes y homologables a nivel europeo, tras una reflexión profunda y con consensos amplios. Desgraciadamente creemos que hoy volvemos a perder una gran oportunidad para buscar un compromiso en ese sentido.
Esperemos que la próxima vez que discutamos este tema (que espero que no sea en el próximo Pleno), lo hagamos de forma profunda y efectiva, sin presiones ni condicionantes mediáticos, sin postureo político preelectoral y con la única intención de acabar con este cáncer para la democracia que es la corrupción.
Muchas gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Cazalis.